Actualmente, las empresas tienen entre sus políticas laborales el compromiso de apoyar a sus colaboradoras para conseguir al equilibrio entre el ámbito personal y profesional. El gran reto es equilibrar estos roles para alcanzar el éxito.

“Quiero ser madre soltera, sin sacrificar mis metas profesionales”, pensó Susana Ortega Tagle, organizadora de eventos sociales, ella tienes una empresa dedicada a la producción de fiestas de quince años; cuando compartió la noticia con sus colaboradores les informo sobre sus planes de ejercer la maternidad extendida.

Susana se puso de acuerdo con su pool de colaboradores y determinó estrategias, organizó documentos de actividades y acciones en una guía que, sumado a algunos momentos de trabajo remoto, le permitirían lograr lo innimaginable: estar fuera de la oficina durante nueve meses.

En México, las mujeres con al menos un hijo, representan el 43.4% de la población económicamente activa, refiere la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI.

Con diversas vicisitudes por enfrentar, mamás como Susana desean continuar con su desarrollo profesional, y están dispuestas a ejercer su derecho a ser madres en un momento de sus vidas en las que un varón no representa el sustento de la familia.

En el caso de Susana como propietaria de su negocio, su posición le hace reflexionar sobre cómo sería su situación sí trabajara como empleada en una empresa, en esta última, en el mejor de los casos le otorgarían las facilidades de modificar sus horarios para ejercer su maternidad y le  permitirían la adquisición de seguros de vida para la familia, entre otras prestaciones.

 

El hecho de que las organizaciones no encuentran alternativas para empatar maternidad con la carrera ha hecho que 57% de las mujeres a nivel global prefiera renunciar a su trabajo, mientras 53% opina que ser madre es un impedimento para lograr mayor proyección, destaca el informe Maternidad y Trayectoria Profesional, realizado por la escuela de negocios española IESE.

Las empresas lideredas por mujeres deben de considerar y dar flexibilidad laboral a sus colaboradoras, por ejemplo, el permiso de maternidad extendido y los programas de mentoreo al retornar al trabajo, destacan entre los beneficios predilectos, según la Asociación Americana de Recursos Humanos, que anualmente enlista las 100 mejores empresas para madres, junto con la publicación Working Mother (mamá trabajadora).

Aquí te dejamos la serie titulada Workin’ Moms, la encuentras disponible en Netflix y aborda las vidas de cuatro mamás que regresan al trabajo que no pueden dejar de lidiar con hijos, jefes, amores y demás asuntos de la vida.

 

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí