Empoderar a las mujeres para que participen plenamente en todos los sectores y a todos los niveles de la actividad económica resulta fundamental para: construir economías fuertes; establecer sociedades más estables y justas; alcanzar los objetivos de desarrollo, sostenibilidad y derechos humanos acordados internacionalmente;

mejorar la calidad de vida de las mujeres, de los hombres, de las familias y de las comunidades; y promover las prácticas y objetivos empresariales. Aún hoy, garantizar la incorporación de los talentos, aptitudes, experiencias y energías de las mujeres requiere la puesta en marcha de acciones internacionales y de políticas decididas.

Dentro del marco del Día Internacional de la Mujer, en Somos Empresarias tuvimos la oportunidad de charlar con Martha Carlín, directora de ventas de seedtag para México y LATAM y en conjunto reflexionar sobre los elementos clave para la promoción de la igualdad de género en el ámbito laboral, en el mercado, en la comunidad y sobre todo dentro del trabajo colaborativo que debe existir entre las propias mujeres para fomentar su empoderamiento.

Pero, ¿cuál fue el camino recorrido por Martha para llegar al cargo que ocupa hoy? Seguramente, leer esta pregunta puede generar una serie de incógnitas o afirmaciones erróneas. Así que sin mayor preámbulo descubramos de viva voz cuál es la historia de esta gran mujer.

Fue Aline Suquet, country manager México, quien le pidió ser su brazo derecho y llevar juntas el timón de seedtag en nuestro país. Esta firma es una plataforma de publicidad conceptual fundada en España, que hoy tiene presencia en nueve países y actualmente continúa ganando terreno en el mercado digital. Este proyecto llegó a las manos de Carlín a pocos meses de ser mamá por segunda ocasión, ella había cerrado su ciclo laboral en Terra, donde conoció a Suquet y esperaba pasar un tiempo más relajado con sus hijos, pero sabía que era una oportunidad que no podía dejar pasar.

Al respecto, Martha nos comenta: “Con este reto he aprendido a dar de alta y administrar un negocio, entre muchos otros aspectos. Tengo a mi cargo un equipo de 20 personas, conformado en su mayoría por mujeres, no buscamos que fuera así, hay que aclarar que se dio de forma orgánica”.

Durante nuestra charla, ella recordó que en las primeras contrataciones, llegó una chica sin experiencia en el ramo, en su currículum mencionaba que era egresada de la carrera de artes escénicas, lo que hizo dudar, pero al continuar con la entrevista, se dio cuenta de que tenía potencial y quería enseñarle e impulsar su carrera profesional, como en el pasado lo hicieron con ella.

Aquella joven sin experiencia, actualmente se ha destacado como una de las ejecutivas top en el área de ventas en seedtag. Agrega Carlín, “si a eso le sumas que domina inglés un poco de francés y tiene ya cuatro años de experiencia en el entorno digital está lista para volar y tener un futuro exitoso”.

Por esta razón, es vital contribuir al empoderamiento entre mujeres, porque al aportar conocimiento e impulsar a su equipo para crecer en conjunto, todas logran aprender unas de otras y así apoyar su crecimiento profesional.

Los primeros pasos de Martha Carlín 

Martha comenzó su trayectoria profesional en el mundo de la publicidad al formar parte de Grupo Expansión, como asistente, pero gracias a su interés y talento logró conocer más a detalle sobre los productos editoriales y área comercial de la empresa. La oportunidad tocó a su puerta un buen día cuando uno de sus jefes, Mauricio López, le dio el empujón de la suerte.

Todavía recuerda aquellas palabras, “Marta tú aún no lo sabes, pero tienes madera para vender”. Una vez que se decidió a intentarlo, no hubo vuelta atrás y este fue el inicio de una larga trayectoria dentro del mundo publicitario. Hoy es una talentosa y exitosa profesionista con 13 años de experiencia.

Ahora tú qué lees estas líneas, recuerdas a alguien que te haya dado ese empujón que necesitabas ¿Qué te detenía a dar el salto? O fuiste tú quién lo otorgó y ¿Qué satisfacción obtuviste al hacerlo?

Sobre este punto Carlín nos confesó que le encanta adueñarse de los proyectos donde haga clic con el concepto, que la reten y tenga la oportunidad de probar lo que es capaz de hacer para liderarlo con buenos resultados y saber que es pieza clave del proceso, en otras palabras ser la responsable de su planeación, ejecución e implementación

Continuando con su historia la cuestionamos sobre como ha cambiado su vida toda esa experiencia adquirida, en retrospección, por ejemplo, ¿Qué le dirías a la Martha del pasado? Al respecto nos confesó lo siguiente: “No sé si hubiera estudiado lo mismo, si tengo claro aprender más idiomas, porque te abren muchas puertas, junto con temas de programación. Me enriqueció saber de diversas asignaturas como historia, derecho y economía. También me cuestiono que hubiera pasado si mi formación fuera más en el ámbito de la publicidad, sé que podría aportar al marketing sin haberlo aprendido en la universidad”.

El balance entre la vida profesional y personal

Para entender más Martha es preciso preguntar ¿qué tipo de mujer se considera? Y sin dudar nos responde, describiéndose como una mujer con visión comercial, es decir, no solo es una profesionista con una amplia trayectoria, también es hija, esposa y madre de dos varones, entre muchos roles más. Le gusta una buena reunión entre amigos, viajar en familia para conocer nuevos lugares. Disfruta de aprender y saber la importancia de estar actualizada para poder desempeñarse en un sector tan cambiante como el ecosistema digital.

Como sucede en muchos casos, Carlín pasó por un lapso de indecisión antes de escoger la carrera de Relaciones Internacionales y un posgrado en Negociación Internacional. Aunque muchos de los temas aprendidos en la universidad le han sido de utilidad en lo profesional, realmente el haber escogido puestos con los que hizo clic y aceptar proyectos que la retaran son los encargados de posicionarla como una experta en el ámbito digital.

Con estas credenciales y trayectoria, la pregunta obligada es, ¿cómo conseguir el equilibrio entre la vida personal y profesional? A lo cual nos afirma, “dándole prioridad a lo que es importante para mí. Por ejemplo, negocie mis horarios de oficina (De 8:00 A.M. a 5:00 P.M.), para ser una mamá presente en la vida de mis hijos. Me organizo para distribuir el tiempo laboral con el familiar. Busco espacios y momentos para estar con mis seres queridos y ser parte importante de sus vidas como celebrar los cumpleaños o salir de viaje con ellos y conocer un lugar nuevo”.

Agrega, “para que todos los aspectos de tu vida fluyan como el agua, se requiere encontrar un balance y es un proceso constante de prueba y error hasta encontrar lo que se adapte a ti. No hay un molde general para lograrlo, debido a que todas somos diferentes”.

Por último, ¿qué has aprendido de las mujeres con las que has trabajado? Nos comenta, “El mayor aprendizaje que he tenido de mis colegas españolas y colombianas ha sido sobre un tema que a las mexicanas aún nos cuesta mucho trabajo y me refiero a poner límites, por ejemplo, no porque esa persona sea mi cliente o jefe tengo que hacer todo lo que me pida. Ellas se mantienen firmes no ceden tan fácilmente y defienden sus valores y principios”, puntualiza Carlín.

Martha Carlín es un claro ejemplo de como fomentar el empoderamiento de la mujer, porque es una persona que aconseja a las nuevas generaciones a creer en sí mismas, las motiva a estudiar y trabajar en lo que realmente les apasiona. No deja de recordarles lo valioso de prepararse en idiomas y temas tecnológicos para abrirse nuevas puertas. Además, de lo vital que es mantenerse actualizadas en diversos temas relacionados con su entorno laboral, pero también entiende a la perfección que el apostar por ti misma y en las demás es un arma muy poderosa para conseguir lo que te propongas personal y profesionalmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí